REDES DE SANEAMIENTO

En primer lugar, el conocimiento preciso de las redes de saneamiento, permite tener un control de la misma.

Además, poder optimizar sus recursos, diseñar nuevas redes, y adoptar medidas urgentes.

En una red de saneamiento se debe definir, describir y especificar todos los elementos que la componen.

Así, tener una correcta ejecución de la conducción de las aguas residuales y pluviales.

Las redes de saneamiento son en su mayoría, unitarias. Es decir, las aguas residuales y pluviales se transportan por un único conducto.

La mayor parte de su recorrido es por gravedad, evitando en la medida de lo posible, las impulsiones.

Los estudios topográficos de las redes ponen en valor el diseño de las mismas.

Han de ser eficientes para que la unión de los distintos conductos, los cambios de alineación.

También, que la pendiente o sección, alteren lo menos posible el flujo hidráulico.

Valor de un estudio topográfico

Estos estudios permiten ver el trazado, que ha de ser lo más recto posible y deben estar ubicados en terrenos de dominio público. En las zonas urbanas el trazado debe discurrir por vías públicas, y a ser posible por las calzadas de los viales. Las redes de saneamiento deben discurrir a cotas inferiores a las redes de abastecimiento, para evitar riesgos de posibles contaminaciones.

A través de la topografía y cartografía de las redes de saneamiento, se puede observar que cuando las pendientes de las calles son exageradas, la red se divide en tramos con la inclinación necesaria para que la velocidad de circulación del agua no supere el límite máximo a adoptar.

El hecho de coexistir con otros tipos de servicios, hace imprescindible el perfecto conocimiento de la red.

Así, la topografía y la cartografía, son un valor fundamental.

Velocidades máximas y mínimas, pendientes máximas y mínimas, secciones tipo a utilizar.

También, tipos de materiales, instalaciones interiores, acometidas de vertidos, acometidas de imbornal, etc…

Sin duda, un inventario de las redes de saneamiento, apoyados por la topografía y la cartografía, son de vital importancia.

En el vídeo Fases Redes Saneamiento podemos ver el desarrollo de los trabajos de topografía y cartografía en las redes de saneamiento.

Desde la recopilación de datos de campo tanto en topografía inferior (todo lo oculto bajo la superficie), como la topografía superior.

Dotando de coordenadas x, y, z, a todos los elementos visibles en superficie.

Pasando después a la integración en Gis, de estos elementos de la red de saneamiento, la digitalización de colectores, acometidas, aliviaderos.

Debido a esto se garantice la correcta conectividad.

Por lo que, con esta amplia toma de datos, lo que se consigue es una perfecta modelización.

Un correcto control de las redes, unos cálculos hidráulicos correctos, y unas simulaciones de escenarios hidráulicos adecuados.